Conseguir financiación puede ser una tarea dura para cualquier emprendedor con una idea. La parte económica es la que más preocupa a la hora de emprender y sacar adelante un negocio. Para conseguir financiación más fácilmente lo mejor que se puede hacer es diseñar un plan de desarrollo de negocio que asegure la viabilidad del proyecto a largo plazo.

Los emprendedores disponen de diferentes vías de conseguir financiación dependiendo de las características y necesidades de sus proyectos de negocio. Cada negocio y su consiguiente financiación tienen unas ventajas e inconvenientes que hay que conocer antes de salir a la búsqueda de dinero para la inversión. Entre otras variables, antes de conseguir financiación, tendremos que fijarnos en la trayectoria, el perfil de la empresa y los números de socios de los que dispone. Así como en el sector o el estado del mercado.

En España solo 1 de cada 10 proyectos start up no supera los 3 primeros años de vida. El comercio electrónico, los videojuegos, los viajes y el turismo son algunos de los sectores con mayor índice de fracaso. Y una de las causas principales es la falta de financiación de las nuevas empresas.

Diferentes formas de conseguir financiación

Aunque muchas veces no resulte común, el propio emprendedor puede ser su fuente de financiación. Es él mismo el que aportan fondos propios para comenzar con su negocio. Al ser su propio dinero pondrá más interés en que la empresa prospere. Una de las mayores ventajas de la financiación propia es que no habría intereses. Tampoco tiempos de devolución del préstamo ni compromisos con familiares o amigos.

Financiación bancaria

Se trata de la financiación tradicional. Esta opción es una de las más difíciles para un emprendedor. En el caso que se pueda conseguir financiación por parte de los bancos, las condiciones y garantías que requieren suelen ser muy exigentes. Pero ante un plan de negocio que sea competitivo y con altas posibilidades de rentabilidad, conseguir financiación puede ser una tarea más sencilla. Si se recurre a los bancos para conseguir financiación habrá que tener en cuenta el tipo de interés, el periodo de carencia y el plazo de amortización.

Este tipo de financiación es perfecto para proyectos muy estudiados, trabajados y que se presenten solventes. Aunque en este caso, se deberá tener avales para poder responder, así como recursos propios para sostener el proyecto.

Subvención pública

Conseguir financiación a partir de subvención pública puede llegar a ser muy complicado para una pequeña empresa que necesita el dinero de forma rápida. Las ayudas son muy limitadas y deben considerarse más como un incentivo que como un tipo de financiación. Tenemos que tener en cuenta además, que la financiación destinada para este tipo de ayudas públicas ha reducido mucho en los últimos años.

La principal ventaja de la subvención publica es que no tiene que ser rembolsada. Sin embargo, esta forma de conseguir financiación tiene un impacto directo en el circulante de la empresa y suelen ser lentas en la entrega del dinero.

FFF

Family, Friends and Fools, es como se conoce en inglés a la forma de conseguir financiación, por parte de amigos y familia. En muchas ocasiones son el primer recursos al que el pequeño emprendedor recurre para conseguir financiación. Quiere abrirse camino en el mundo empresarial y su familia y amigos le ayudan a lograrlo.

Las ventajas de este tipo de inversión es que no requiere de justificaciones y suele ser muy flexible en cuanto a la devolución del préstamo. . Al conseguir financiación mediante FFF, el emprendedor mantiene su total independencia. Son fáciles de convencer y por tanto de conseguir rápidamente

El problema de conseguir financiación por FFF es que la cuantía suele ser escasa y está destinada principalmente a pequeños proyectos.

Capital riesgo

Se trata de entidades que tienen como objetivo la toma de participaciones en el capital de empresas que no cotizan en el mercado bursátil. O lo que es lo mismo, son fondos procedentes de diversos inversores. Es gestionado por un equipo de profesionales que se aseguran que todo funciona correctamente. Se les considera como la segunda mejor forma de conseguir financiación profesional después de los bancos. A cambio de conseguir financiación, la empresa en cuestión deberá ceder una parte de su capital y de sus participaciones a la sociedad durante un tiempo establecido. Una vez la empresa alcance el éxito deseado, el capital será devuelto mediante un proceso de desinversión.

Su principal ventaja es que son inversores solventes, que están regulados. Y que cuentan con todas las garantías legales y grandes recursos. El problema principal que presenta el capital riesgo es que son muy poco flexibles. Y es sólo válido para empresas que ya están en funcionamiento y que tengan un gran potencial de crecimiento.

Crowdfunding

Conseguir financiación a partir de crowfunding es básicamente que el emprendedor solicita financiación a la comunidad de forma altruista. Con el fin que todo aquel que esté interesado en su proyecto forme parte de su financiación. Este tipo de financiación se lleva a través de Internet. Las aportaciones de los particulares, se suelen recompensar con algún tipo de compensación relacionada con el proyecto.

Uno de los mayores inconvenientes es que se trata de un tipo de financiación discontinua que no se puede planificar. Ya que no es otra cosa que conseguir financiación a partir de FFF. Pero que se extiende a través de Internet. Y por lo tanto no podremos averiguar en qué momento y cuántas personas van a ayudar financiando.

Bussines angel

Conseguir financiación a través de un bussiness angel suele seralgo más complicado que con el método de financiación FFF pero más fácil que con una entidad bancaria. Además ponen a tu disposición sus contactos, experiencia y conocimientos en el sector empresarial.

Estos individuos con bastante capital que invierten en empresas nuevas, en sus primeras etapas son una de las mejores formas de conseguir financiación. Los inversores lo hacen a cambio de una participación en las acciones de la empresa. La mayoría de los business angels esperan tener su inversión rembolsada en no muchos años. Incluso a veces, puede llegar a tomar el control de mando de la empresa o actuar como asesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *